El enemigo de tu enemigo

septiembre 9, 2009

Como a nosotros nos gusta comer en McDonalds y no en Panchita y como vemos siempre Magaly TV y también el programaza de Beto Ortiz, también nos divertimos cuando los choloblogueros se mechan entre sí. Porque en la cochinada está el gusto.

Los blogstars y los blogtrash

Los blogstars no necesitan de premios en ningún concurso de blogs. No necesitan poner banners y pedir que boten por ellos. Son la expresión de lo cool, tanto como lo es ir a celebrar tu cumpleaños en el Santos de Barranco y no en Juanito. Se bandean con los grandes medios y hasta donde sabemos, Spencer ya hace la misma mona y con el mismo vestido en Frecuencia Latina y Ocram hace copy and paste en Perú21. Nos datean que Godoy y Morsa están a punto de ser fichados en otro medio republicano y recontra caviar. ¿No la sabían? Ahora la saben. Se enteraron primero por este canal.

Se siguen posteando entre sí, felicitando entre sí y apapachando entre sí. El barbarismo de occidente pero no en la clave feliz y llena de prozac sino en una versión realmente decadente: la gran seducción de la cultura libre/cultura gratuita que está minando por y desde abajo todo lo que se construyó en los últimos años. Que Morsa y Ocram sean ahora los gurúes de esta caída de la civilización es algo que debería preocuparnos mucho más que aplaudir. No se trata ni siquiera de la era del amateur. Es la era del chanta2.0. Sí, tú también, no creas que me olvidé de ti.

El problema es que los blogstars crearon a sus versiones mal hechas y llenas de envidia: los blogtrash.

¿Alguien no cree que es envidia lo que le llena el corazón a Silvio Rendón? ¿Que su mediocridad como profesor y la falta de reconocimiento no es lo que lo motiva a perder el tiempo con tanto blogstar? Magaly Medina lo ensayó primero en la televisión. Nunca llegará a ser tan bonita como la Gise, pero sí más popular pegándola de wachiman de su vida privada. La envidia genera rating.

¿Hace cuánto tiempo que Salas no escribe algo sobre literatura? El gordito de Colorado más se preocupa del papel higiénico que usa Godoy que de escribir algo que realmente ilumine. Sé que es pedir mucho, pero es otro al que la envidia le va corroyendo los huesos. Total Godoy dice que es su reemplazo. Eso debe joder mucho, ¿no? Purita envidia, en cómodos paquetes mensuales.

El enemigo de mi enemigo es mi amigo

Al que no lo entiendo y no logro clasificar es a Aguirre. Será porque es el que más se esfuerza por salir del magalismo y del barro con ventilador. Lamentablemente le entra al rollo del pásame la Manty demasiado con Magaly y Peluchín, digo, con Rendón y Danielín. Cosas de la vida, chico. Y luego han aparecido clones de Aguirre como ese tal Bobby Perú y su Matalascallando, demasiado parecido, demasiado igualito… Dos gotas de aguarraz. Por lo menos se esfuerza el chico.

Mientras fue útil para echar basura, Peruanista era el chico mimado de los blogtrash. ¡Hasta Rendón se mechó con Gustavo Faverón por eso! Y ahora que Peruanista anda en migas con el todopoderoso Albarracín, el gordito de Perúblogs, Rendón lo ha choteado como una shit. Amigos conocereis… Faverón está haciendo lo que mejor sabe y feliz anda con su blog lejos en su torre de marfil. Para qué ensuciarse.

Conclusión

Nunca se sabe. Mañana pueden haber cambio de bandos. Porque de eso se trata la web2.0. La vanalización de la cultura y lo vacuo. Cuidado con mirar al fondo del abismo…

La envidia les corroe a todos. Purita envidia.